Search
  • ViennaPsyche

Depresión (Español)

La depresión aún no se comprende, sin embargo, casi la mitad de la población la padece en algún momento de su vida. Se trata dos veces más en mujeres que en hombres y, a menudo, se confunde con tristeza.


Hay evidentemente similitudes entre los que están tristes y los que están deprimidos. Ambos lloran, se retiran del mundo, se sienten impotentes, desesperanzados y se quejan con poco o ningún alivio, teniendo un sentido general de alienación de la vida normal.

El duelo es un proceso saludable, normal y necesario para la recuperación de una pérdida y verse como lo contrario de la depresión.


En la depresión, también llamada melancolía, hay poca autoestima y lo que se siente perdido o se ha dañado es una parte del yo.

La principal diferencia entre las dos es que la persona triste sabe la razón y el motivo de su tristeza, mientras que para la persona deprimida es intangible y permanece inconsciente. Esta intangibilidad lleva a la persona deprimida a actos de fingir, disfrazar, simular o exagerar. Otros síntomas son una pérdida de apetito, trastornos del sueño, pérdida de la libido, aburrimiento, sentimientos de insuficiencia, síntomas psicóticos como delirios y en casos graves el suicidio.


En Duelo y Melancolía (1917), Sigmund Freud fue el primero en comparar y contrastar ambas y escribe lo difícil que es ver que en la melancolía el paciente no puede captar conscientemente lo que ha perdido: "Este caso podría presentarse aun siendo notoria para el enfermo la pérdida ocasionadora de la melancolía: cuando él sabe a quién perdió, pero no lo que perdió en él. Esto nos llevaría a referir de algún modo la melancolía a una pérdida de objeto sustraída de la conciencia, a diferencia del duelo, en el cual no hay nada inconsciente en lo que atañe a la pérdida”.


La Estrella Azul de Joan Miró

Muchos buscan medicamentos y soluciones rápidas como los antidepresivos, sin embargo, la psicoterapia puede ser más lenta y ardua, pero con una solución más efectiva a largo plazo.

¿Por qué?

Porque la psicoterapia sugiere que la persona deprimida no está deprimida por ninguna razón. Hay una tristeza muy profunda que ha olvidado sus verdaderas causas. Muchas veces es ira incapaz de ser dirigida que retorna hacia el yo. En otras palabras, uno se odia a sí mismo en lugar de tomar el riesgo de dirigir ese odio hacia otra persona.


¿Cuáles podrían ser las causas?

Tal vez la muerte de un familiar, la pérdida de un oficio, o darse cuenta de que uno se casó con la persona equivocada. Tener una enfermedad crónica o fatal, envejecer, someterse a operaciones quirúrgicas, experimentar guerras, traumas, emigrar, terminar los estudios escolares o universitarios o el nacimiento de un hijo (depresión post-parto).

Enojo hacia un padre por su falta de cuidado en la infancia, una mudanza, un divorcio para enumerar algunas pero no siempre son tan concretas y visibles. A menudo, es algo más profundo y complejo que desencadena los síntomas.


La depresión no es nada de qué avergonzarse y los que la padecen necesitan, ante todo, la oportunidad de ser escuchados, apoyados y, finalmente, llegar a un entendimiento.

En algunos casos, cuando una conversación es difícilmente posible o si la persona tiene una discapacidad física, los medicamentos pueden ser de beneficio temporal para mejorar el estado de ánimo de la persona y poder hablar, además de permitirle comprender y conocer el dolor y la ira y, finalmente, ser capaz de lamentar sus pérdidas.

0 views

©2019 by VeraCastellanos. Proudly created with Wix.com